JABÓN DE ALEPO

JABÓN DE ALEPO

JABÓN DE ALEPO

       

JABÓN DE ALEPO

 

 El jabón de Siria

El jabón de Alepo es un jabón vegetal hecho a base de aceites de oliva y laurel. Según se dice, el primer jabón sólido del mundo.

 

Originario de la antiquísima ciudad de Alepo, situada al norte de Siria, su modo de fabricación artesanal se remonta a más de 2.000 años y su receta no ha variado hasta nuestros días, siendo hoy exactamente el mismo jabón que utilizaban sus antepasados.

En la fabricación del jabón de Alepo se ha parado el tiempo. Los maestros jaboneros de Alepo han conseguido algo que se ha perdido casi totalmente, que es combinar métodos antiguos de producción con productos totalmente naturales y puros. Se elabora sin ningún tipo de aditivos químicos, ni conservantes o perfumes, es completamente vegetal y biodegradable.

 

Un jabón antiguo

El jabón de Alepo es un jabón único en el mundo. Se extiende por todo el mediterráneo a raíz de las cruzadas, llegando a Italia, Francia (como jabón de Marsella) y España (como jabón de Castilla).

 

¿Por qué el nombre “Alepo”?

Alepo es el nombre de la ciudad de la que es originario el jabón. Está ubicada al norte de Siria. La ciudad de Alepo o Habab, que significa “leche fresca” es la segunda ciudad de Siria después de Damasco y está emplazada de manera estratégica a mitad de camino en la ruta comercial existente entre el Río Éufrates y la costa mediterránea. De ahí la expansión del jabón de Alepo.

 

Composición y Elaboración

Se elabora únicamente a base de aceite de oliva, aceite de laurel, sosa procedente de plantas salicornias y agua de manantial.

  • Aceite de Oliva (Olea Europea), con propiedades suavizantes, hidratantes, antioxidantes y antienvejecimiento. Apoya las funciones auto regeneradoras de la piel penetrando en las capas más profundas, la piel transpira sin perder hidratación, previene la sequedad y las arrugas manteniéndola suave y juvenil.
  • Aceite de Laurel (Laurus Nobilis), con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y circulatorias, ayuda en todo tipo de problemas de piel: acnéicas, con impurezas, grasas, caspa, psoriasis y dermatitis. Su efecto anti andrógeno regula la producción de grasas y aporta a la piel un aspecto fresco y saludable


El aceite de oliva, el agua y la sosa se mezclan en un enorme caldero cuya pasta es removida por grandes palas durante varios días. Una vez realizada esta cocción se añade el aceite de laurel.

Después, la pasta se extiende en el suelo y se procede a su corte manual por lo que la forma y el peso pueden variar ligeramente. Los jabones, una vez marcados con el tampón en el que figura la marca del jabonero necesitarán entre ocho y nueves meses para su secado. El calor y el tiempo le harán perder hasta el 92% de agua. Durante este período pasarán del color verde al azul turquesa, al amarillo y finalmente a su color actual. Su interior conservará un intenso color verde que le confiere el aceite de oliva y laurel.

 

Tipos de jabones según % de laurel

  • Alepo 12%: Uso diario, pieles secas o muy secas e irritadas, dermatitis, psoriasis, picores. Pieles muy delicadas de niños o ancianos.
  • Alepo 30%: Uso diario para pieles normales o mixtas irritadas, con acnés, dermatitis…
  • Alepo 40 %: Pieles grasas con acnés, picores, hongos. Espalda, pecho u hombros con cuadros de acnés.

 

Consejos de utilización

El jabón de Alepo se utiliza para todo tipo de pieles, desde pieles normales, hasta pieles sensibles o escamadas, pasando por las pieles grasas o con problemas de acné, dermatitis, psoriasis, eczemas, picores, etc.

Uno de los usos más extendidos es en el baño. Es muy utilizado para la ducha, como espuma de afeitar, como champú, como jabón íntimo y en general para la higiene diaria de manos y cara.

Se recomienda como uso habitual en saunas, piscinas y zonas comunes como duchas y baños públicos, campings… como prevención de hongos, pies de atleta y posibles infecciones. Por su versatilidad, es ideal para llevar en viajes.

 

Formas de uso

  • Acnés:   Se recomienda la limpieza por la mañana y noche con Jabón de Alepo de 30% o 40%, dependiendo del tipo de piel. Después utilizar una crema específica. Aplicar como mascarilla facial, dejándolo actuar 10 minutos y posteriormente aclarar, una o dos veces por semana.
  • Zonas íntimas:  Para esta zona tan sensible es más recomendable el jabón de 12%. Por su acción bactericida está indicado también para las zonas más íntimas, manteniendo la flora bacteriana natural.
  • Cabello:  Su uso regular regula el cuero cabelludo y ayuda a eliminar la caspa, picores y exceso de grasa. Aporta volumen y brillo al cabello. Dependiendo del cuero cabelludo que tengamos, se recomienda el jabón de 12% para cabello seco y del 30% para graso. Si tenemos la cabellera larga, utilizar un acondicionador posteriormente.
  • Psoriasis, dermatitis y eczemas:  Utilizado diariamente como jabón de ducha, regula y mejora el cuadro cutáneo. Hidrata las pieles propensas a las descamaciones, para pieles secas y sensibles utilizar el jabón del 12% y para pieles mixtas o grasas el de 30%.
  • Afeitado:  Muy recomendable para el afeitado diario como crema de afeitar, reduciendo las irritaciones propias del afeitado. Ideal para pieles sensibles, con impurezas o con foliculitis. Produce una espuma densa que protege la piel y combate las irritaciones del afeitado.
  • Ropa y Vajilla:  Indicado para el lavado de la ropa, especialmente en casos de pieles sensibles que la utilicen posteriormente, muy indicado en ropa de bebés y para eliminar las manchas. Además puede utilizarse en la limpieza de la vajilla para cuidar las manos de los agresivos detergentes químicos.

 

Características

  •  Elaborado artesanalmente en Alepo (Siria)
  •  Elaborado con ingredientes naturales
  •  No contiene ningún producto sintético, colorantes, conservantes o aditivos químicos
  •  No contiene ningún derivado animal
  •  Es biodegradable
  •  Tiene una larga duración por ser muy denso
  •  No deja aromas en la piel, no contiene perfumes
  •  Es apto para todo tipo de pieles
  •  Este jabón mejora con el paso del tiempo
  •  No está testado en animales
  •  Rico en Vitamina E

 

En ARNICA MONTANA tenemos los  jabones en pastilla y líquido,   para que encuentres el más adecuado para tu tipo de piel