LAS UÑAS QUE REFLEJAN

LAS UÑAS QUE REFLEJAN

LAS UÑAS QUE REFLEJAN
 
 

QUE REFLEJAN NUESTRAS UÑAS

Su forma y color muestran tu salud

 

 

 

 

Las uñas se desarrollan en los pliegues profundos de la piel de los dedos de los pies y de las manos. Al igual que el cabello, están formadas por queratina, un tipo de proteína fibrosa muy resistente. 

Las uñas proporcionan apoyo para las puntas de los dedos de pies y manos, los protegen contra lesiones y favorecen el sentido del tacto y el agarre de objetos.  Las uñas de los dedos de las manos crecen cuatro o cinco veces más rápido que las uñas de los dedos de los pies y más rápidamente en verano que en invierno.

 

Al igual que el resto de nuestro organismo, las uñas enferman. Su aspecto es un fiel reflejo de la salud general de una persona y las enfermedades que suelen afectar a nuestro cuerpo,  se manifiestan de algún modo en ellas, cambios de coloración, surcos, fragilidad...  a parte de estas manifestaciones, también sufren agresiones del medio exterior, detergentes agresivos, golpes, contacto constante con el agua..., que requieren de un cuidado adecuado para que no presenten un mal estado.

 

Con los años y dependiendo de la edad y situación de la persona se van dando una serie de alteraciones en las uñas. Aquí vamos a tratar los más importantes e intentar dar una solución:

 

  • UÑAS FRÁGILES Y QUEBRADIZAS: Estas uñas suelen resquebrajarse y se rompen con facilidad, puede ser debido a un déficit de vitaminas, anemia o alteraciones renales o hepáticas.  Para este tipo de patología la Cola de Caballo es el remedio más eficaz, tomado en comprimidos o infusión durante 2 –3 semanas, garantiza unas uñas fuertes y duras, ya que tiene un efecto remineralizante de huesos, cabello y uñas.

Por vía externa podemos hacernos baños o masajes con aceite de ricino o de argán,  ambos con propiedades nutritivas para las uñas, si le añadimos unas gotas de limón se potencia el endurecimiento de la uña.

  • UÑAS BLANDAS: Este tipo de uñas presenta una deficiencia en minerales y en vitaminas del grupo B. En estos casos es necesario suplementar la alimentación con Levadura de Cerveza o Espirulina,  e incluir verduras de hoja verde en la dieta de forma abundante.

Por vía externa podemos hacer el mismo tratamiento que con las uñas frágiles o utilizar el Reparador de uñas Logona para endurecerlas.

Debemos evitar el contacto con el agua y los detergentes agresivos, una buena opción sería ponernos guantes o utilizar los lavavajillas ecológicos.

  • UÑAS ESTRIADAS O SURCADAS: Cuando las uñas nos muestran pequeñas fisuras verticales en toda la uña normalmente suele significar falta de calcio y vitaminas A y B, también suelen estar asociadas a problemas de circulación, por lo que es muy importante suplementar la alimentación con este tipo de vitaminas y en caso de tener piernas cansadas y mala circulación, tomar algún complemento como Cirnol o Circulymphe para remediarlo.

También podemos ayudarlas haciendo masajes e incluso sumergirlas una vez por semana en aceite de sésamo para fortalecerlas e hidratarlas.

  • UÑAS AMARILLAS: Si las uñas tienen este color, pueden delatar varias cosas, o bien un hígado saturado que trabaja en malas condiciones, ya sea debido a la alimentación, alcohol o por medicación, para estos casos la limpieza hepática sería lo más conveniente, una Tisana Amarga Hepática tomada cada mañana nos solucionará este problema, u otro de los motivos de este color puede ser por el uso continuado de esmaltes de uñas sintéticos que agreden las grasas naturales de las uñas hasta llegar a una sequedad excesiva,la solución seria cambiarnos a los Esmaltes Naturales, que cuidan y protegen nuestras uñas sin dañarlas y el quitaesmalte sin acetona.
  • HONGOS O MICOSIS. Los hongos pueden invadir la estructura de la uña en diferentes localizaciones. Se suele presentar con más frecuencia en las uñas de los pies, especialmente en el dedo gordo, que en los dedos de las manos. El cambio de coloración de la uña, normalmente en una zona,  desde un amarillento a un verdoso, es sintomatología de que podemos padecer hongos, Un buen tratamiento sería aplicarnos Aceite esencial de Árbol del té (posee un efecto antiséptico triple, actúa contra las bacterias, hongos y virus) a modo de pintauñas, dos veces al día, después de lavar y secar muy bien las uñas de los pies.
  • CRECIMIENTO MUY LENTO: Para las uñas que parece que nunca crecen, debemos estimularlas mediante ejercicios que activen la circulación de esta zona, como golpetear repetidamente las uñas sobre la mesa a forma de tambor y apretar bien los dedos después de cerrar fuertemente los puños. Suplementar la dieta con perlas Onagra muy ricas en vitamina E y suplementos con Biotina y Zinc, nos ayudarán a conseguir antes los resultados.
  • UÑEROS: Es una infección que se produce alrededor de las uñas de los pies o de las manos, resultado de un rozamiento o rascado de la piel que rodea las uñas. Produce un enrojecimiento alrededor de la uña, con un reborde prominente y gran sensación de calor y dolor,  lo mejor es no tocarlos ni cortarlos, ya que favorece una mayor irritación, lo que debemos hacer es hidratar muy bien la piel con aceites vegetales ya sea de sésamo, almendras dulces, jojoba o germen de trigo, que además le aportan nutrientes necesarios para una buena regeneración, en el caso que alguna zona se hubiera infectado, añadir unas gotas de Aceite Esencial de Árbol del té, que posee un efecto antiséptico triple, actúa contra las bacterias, hongos y virus.
  • MANCHAS BLANCAS: Son unas manchas blanquecinas que aparecen en la parte inferior de las uñas y que se van desplazando hacia el borde a medida que la uña va creciendo. Son muy habituales en niños y en algunos adultos que presenten carencias en Vitaminas del grupo A y B, hierro, zinc o calcio. Un buen aporte de Levadura de Cerveza rica en estos nutrientes pueden ayudarnos a solucionar este problema. Sin embargo los golpes, traumatismos y malas manicuras, pueden dañar la base de la uña produciendo los mismos síntomas, por lo que debemos tener cuidado en este aspecto.    

 

 

El tratamiento natural de las enfermedades de las uñas supone la utilización de una serie de recursos naturales que ayudan a evitar o curar muchas anomalías y permiten tener unas uñas más bonitas y atractivas.

Durante los tratamientos de refuerzo o para curar enfermedades de las uñas podemos igualmente presentar un aspecto bonito y cuidado utilizando los esmaltes naturales de Sante o Benecos y utilizando los quitaesmaltes sin acetona, enriquecidos con aceites vegetales.  Ya verás como se te hace mucho más llevadero.

 

Para todos los casos las recomendaciones dietéticas serian las siguientes:

  • Aumentar la ingesta de vitamina A, mejora la síntesis proteica y mantiene la elasticidad de la piel, desempeña un importante papel en la regeneración de los tejidos, sólo existe en alimentos de origen animall aunque en los vegetales se encuentra la pro vitamina en forma de carotinas, que son transformadas en vitamina A en el cuerpo humano. En la alimentación la encontramos en tomates, zanahorias, pimientos, judías verdes, plátanos, calabaza, naranjas, salmón, yema de huevo, orejones de melocotón, ciruelas pasas. Como complemento alimentario sería el Betacaroteno o Bronze natural.
  • También aumentar la vitamina D (aprovechamiento del calcio de los alimentos  y una regulación del metabolismo del calcio y fósforo en el organismo), la podemos obtener en yema de huevo, leche, levadura de cerveza, germen de semillas de cereales, sardinas, boquerones, atún, bonito, quesos... Que sepamos que se forma en la piel con la acción de los rayos ultravioletas en cantidad suficiente para cubrir las necesidades diarias, si tomamos el sol de vez en cuando, no tendremos necesidad de buscarla en la dieta.
  • Incrementar las vitaminas del complejo B (buen mantenimiento de la salud de las uñas), las encontramos en la levadura de cerveza, cereales integrales, germen de trigo, avena, frutos secos, semillas de sésamo y linaza.
  • Reforzar la alimentación con alimentos ricos en vitamina C (ya que su carencia a largo plazo ocasiona afecciones en la piel y uñas, también es indispensable para la acción de las vitaminas B1 y B2), la hallamos en pomelos, naranjas, fresas, kivis, coliflor, brócoli, espinacas, espárragos, tomates..., en general en frutas, verduras y hortalizas.  Su consumo será siempre en crudo, ya que la acción del calor hace que se pierda esta vitamina. Si es necesario puede suplementarse con Vitamina C o  Acerola
  • Tomar suplementos en minerales sobre todo en zinc y sílice, unos buenos aliados serían la cola de caballo, alfalfa, levadura de cerveza y la espirulina, que nos aportan minerales  y proteínas de origen vegetal.