NUECES DE LAVADO

NUECES DE LAVADO

NUECES DE LAVADO
 

NUECES DE LAVADO

Detergente 100% natural

 

 

 

¿Que son?

Las nueces de lavado (llamadas a veces nueces de jabón) son un excelente detergente para el lavado y la limpieza. Son los frutos del árbol Sapindus mukorossi o Sapindus Trifoliatus que crece en India y Nepál. Se trata de un producto 100% natural, sin componentes químicos. Las nueces protegen su ropa blanca y de color, sea de lana, algodón o seda.

Se pueden utilizara cualquier temperatura de lavado y no contienen blanqueador. No producen espuma y no contienen perfumes. Son recomendables para todas las personas y en especial para aquellas que sufran de alergias a sustancias químicas presentes en los detergentes tradicionales.

Una vez usadas, podemos reutilizarlas para elaborar abono y así reciclarlas de manera natural e idónea. Para la limpieza usamos el extracto de las nueces.

 

¿Cuál es la diferencia entre las nueces de lavado y un detergente químico?

Los detergentes químicos contienen fosfatos y aditivos para ablandar el agua.

Fosfatos tienen efectos muy negativos sobre el medio ambiente por contener fósforo. De fósforo se nutren las algas que en los arroyos y las aguas estancadas causan graves problemas. Las algas proliferan fácilmente de tal manera que cubren la superficie del agua con una capa verde que consume el oxígeno del mismo y así daña la flora y fauna acuáticas.

El fósforo provoca también problemas durante el proceso de potabilización. Aproximadamente un 50% del fósforo de las aguas residuales proviene precisamente de los detergentes. La eficacia media de las depuradoras es de un 35%. Al usar las nueces, disminuye el volumen de fósforo en las aguas residuales de su lavado.

Las nueces no contienen blanqueadores y por eso lavando con ellas no perjudica el color de su ropa. Para proteger los colores se les añade a los detergentes un elemento químico pero que no se descompone en la naturaleza.

Los blanqueadores son sustancias químicas eficaces desde 60° C. No se utilizan para lavar la ropa de color. Estas sustancias no limpian más su ropa, sólo le dan más brillo. El brillo es debido a que esas sustancias reaccionan ante la radiación ultravioleta. Para el lavado, propiamente dicho, los blanqueadores no tienen mucho sentido. Podemos obtener el mismo resultado ecológicamente secando la ropa al sol.
 

¿Cómo lavar?

Cada familia debería saber cual es la dureza del agua que está utilizando para lavar ropa. Ésta la podemos averiguar gratuitamente en el centro de distribución de agua de la localidad. En general, esta información la facilitan por teléfono.

La dureza del agua es el indicador que influye en la cantidad de nueces que debemos usar. Si el agua es blanda utilizaremos 3-4 nueces, si es moderadamente dura 4-5, y si es dura deberemos utilizar 6-7 nueces. Las nueces las ponemos en un saquito de algodón o un pañuelo,  lo atamos bien y lo metemos junto con la colada en el tambor de la lavadora.

No se debe cargar demasiado para que el saquito con las nueces pueda moverse fácilmente dentro de la lavadora. Ponemos el programa con o sin prelavado.

Una vez que las nueces se pongan oscuras, las desechamos. Éstas se ponen oscuras cuando las utilizamos repetidamente o a altas temperaturas. Si la dureza del agua es mayor o la colada más sucia,  añada al lavado 1-2 cucharadas soperas de sosa. Si desea perfumar su ropa puede poner unas gotas de aceite esencial sobre el saquito.

 

¿Cómo limpiar?

Las nueces son un detergente universal y natural que no perjudica el medio ambiente. Antes de empezar a limpiar preparamos u extracto (de cocción) que podemos utilizar para:

  • El lavado, en el lavavajillas (puede usar las nueces enteras)
  • Para la limpieza de suelos, lavabos y cristales
  • Para limpiar los coches
  • Como champú natural
  • En la India utilizan el extracto para limpiar las joyas

 

Preparación del extracto:

A un litro de agua fría añadimos 10-15 nueces de lavado, las tapamos y dejamos hervir durante 10-15 minutos. Después de enfriar el líquido resultante lo colamos por un tamiz o una tela. El extracto se puede utilizar inmediatamente o después de reposar durante una noche.

  • Para el lavado (3 cucharadas soperas)
  • En el lavavajillas (3 cucharadas soperas)
  • Para la limpieza de cristales (2 cucharadas del extracto con 3 de vinagre)

La concentración del extracto puede variar dependiendo del tiempo de cocción y de la cantidad de cáscaras usadas. Con mayor cantidad de cáscaras y más tiempo de cocción aumenta la concentración del extracto. Para perfumar el extracto se pueden añadir unas gotas de limón.

 

Consejos para lavar y proteger el medio ambiente

  • No prelavamos la ropa, así reducimos el consumo de agua y de energía y también podremos utilizar más veces las nueces.
  • Para eliminar las manchas de la ropa no nos fiamos sólo de la potencia del detergente sino que les damos un tratamiento preliminar con jabón
  • Tratamos de aprovechar la lavadora de la forma más eficiente posible, así ahorramos agua, energía y detergente. A la hora de comprar una lavadora debemos tener en cuenta la categoría de eficiencia energética o si posee ciclos económicos.
  • Dosificamos bien. El modo más económico consiste en dosificar el detergente directamente en el tambor de la lavadora.
  • Elegimos el ciclo de lavado a 90° C sólo en casos excepcionales, si se trata de prendas de enfermos o bébes. Si lavamos a 60°C ahorramos hasta el 40% de energía.
  • Evitamos suavizantes. En la limpieza de la ropa propiamente dicha no tienen ningún efecto. Secar la ropa al aire libre, también deja su ropa agradablemente suave.
 

 

En Árnica Montana podréis encontrar  LAS NUECES DE LAVADO