CELULITIS

CELULITIS

CELULITIS
 

CELULITIS

 

Combatirla naturalmente

 

 

¿QUÉ ES LA CELULITIS?

La celulitis es una alteración del sistema circulatorio y linfático que produce un cúmulo localizado de grasa y líquido, confiriendo a la piel un aspecto acolchado y que al palparla aumenta su volumen, disminuye la movilidad de ésta en la parte profunda, aumenta la sensibilidad y se aprecian nódulos cutáneos, lo que se describe como “piel de naranja”.

Esta patología supone una alteración fisiológica del tejido celular subcutáneo que lo incapacita para cumplir sus funciones normales de transporte de alimento y oxígeno a las células y eliminación de los productos de desecho.

La celulitis afecta generalmente a personas de sexo femenino, tanto a mujeres jóvenes como de mediana y avanzada edad, con sobrepeso pero también delgadas. Suele manifestarse en abdomen, muslos, caderas, glúteos y brazos.

 

La celulitis es un proceso lento, de varios años, cuya evolución pasa por varios estados:

  • Inicialmente se produce un aumento del tamaño de los adipocitos (células grasas del tejido adioposo), que se aglomeran dando lugar a la compresión venosa.
  • La dificultad de circulación sanguínea produce una retención de agua y toxinas que favorece la formación de edema.
  • Finalmente estas alteraciones conducen a la fijación de estructuras glucídicas sobre las fibras de colágeno, que se endurecen y degeneran provocando un envejecimiento de la piel que pierde su elasticidad. Se forma la “piel de naranja”.

 

CAUSAS DE LA CELULITIS:

  • Predisposición genética,  según diversos estudios, las personas que tienen antecedentes familiares con celulitis tienen más predisposición a padecerla.
  • Componente hormonal (los estrógenos) que determina la distribución diferente de células grasas entre hombres y mujeres. Por ello la mujer es especialmente propensa a la celulitis en situaciones de desequilibrio hormonal (pubertad, embarazo, post-parto, contraceptivos orales, menopausia).
  • Estrés, ansiedad, alteraciones del sistema nervioso que influyen sobre la regulación de la micro circulación sanguínea.
  • Trastornos circulatorios provocados por varices, posturas incorrectas o por prendas que comprimen, tacones altos, permanecer mucho tiempo de pie.
  • Sobrepeso.
  • Enfermedades tiroideas, hepáticas o digestivas.
  • Estreñimiento.
  • El consumo de determinados fármacos como anticonceptivos y corticoides.
  • El Sedentarismo y los malos hábitos, también son otras de las principales causas de celulitis. La falta de actividad física no contribuye a que la sangre siga su curso con normalidad y se reactive la circulación, algo fundamental para no sufrir de este problema. El fumar, el alcohol o llevar una dieta poco equilibrada favorece su acumulación, si tenemos predisposición.

 

OBJETIVOS DEL TRATAMIENTO:

  • Disminuir la carga sobre el tejido conjuntivo reduciendo el tamaño de las células grasas, mediante la dieta y el ejercicio. La pérdida de peso deberá ser gradual para permitir una correcta reestructuración del tejido subcutáneo, de lo contrario podríamos obtener una pérdida pero con flacidez.
  • Mejorar la circulación sanguínea y linfática de la zona afectada.
  • Potenciar la integridad de las estructuras del tejido conjuntivo. Mejorar el estado de la piel.

 

TIPOS DE CELULITIS:

  • CELULITIS BLANDA: Es la más común de todas. Se caracteriza por su flaccidez, tejidos débiles o flojos. Suele estar bastante extendida en muslos y glúteos, y no suele resultar dolorosa. Puede llegar a producir cierta sensación de pesadez. Es típica en personas sedentarias o aquellas que alguna vez fueron activas y ya no las son. También se presenta en personas que han subido y bajado de peso bruscamente.
  • CELULITIS COMPACTA: La piel se presenta endurecida y consistente. Es propia de las jóvenes que presentan obesidad o sobrepeso asociado, se reconoce fácilmente porque es muy difícil de pellizcar, además, la piel suele estar sometida a tanta presión que se rompe dando lugar a las estrías. Es la que responde mejor a los tratamientos.
  • CELULITIS EDEMATOSA: Es la menos frecuente y se acompaña de un estado vascular muy deficiente. Se localiza exclusivamente en las extremidades inferiores, y en ella se pueden observar características de la blanda y la compacta al mismo tiempo. Los síntomas vasculares asociados son muy intensos, pero responde bien si asociamos un correcto tratamiento sobre la circulación de retorno.

 

PREVENIR Y TRATAR LA CELULITIS

Un tratamiento correcto anticelulítico debe comenzar con la mentalización de la paciente de que la celulitis es una enfermedad crónica y que aunque la solucionemos momentáneamente, siempre tenderá a volver a reproducirse si bajamos la guardia. Por lo que lo más importante del tratamiento es la constancia y la perseverancia. Esto unido a un estilo de vida saludable, alimentación adecuada y la práctica de ejercicio físico de forma regular, es decir un ritmo de vida equilibrado en todos los aspectos, nos ayudará a tener la celulitis controlada.

 

¿CÓMO NOS AYUDA LA COSMETICA NATURAL?

Es muy importante, una vez por semana preparar la piel para la posterior aplicación de los productos específicos para tratar este problema. Existe una variedad de exfoliantes corporales, en forma de cremas presentados en textura de crema o en gel de ducha para una mayor comodidad en la aplicación.

Recomendamos que te realices un masaje antes de ducharte. Utiliza un guante de agave o lufa suave, y comienza desde los pies hacia las caderas, de manera ascendente. Realiza movimientos circulares muy suaves, de abajo a arriba, sin presionar demasiado para no irritar la piel, el objetivo es eliminar las células muertas y activar la renovación celular para así potenciar el efecto anti celulítico.

Posteriormente aplicaremos las cremas, lociones, geles, aceites vegetales… sobre las zonas afectadas, realizando movimientos de amasamiento con la palma de la mano y los dedos. En las zonas más problemáticas aumenta la intensidad y la duración.

El objetivo de estos masajes es estimular la circulación y ayudar al sistema linfático a eliminar las grasas y toxinas, aumentando la circulación sanguínea en el tejido adiposo.

 

PRODUCTOS RECOMENDADOS POR ARNICA MONTANA

Podemos mantener a raya la celulitis con constancia y aplicándonos productos de cosmética natural a diario, que incluyen en su composición ingredientes de eficacia comprobada como los extractos de algas, hiedra, abedul, centella asiática, limón, pomelo, ciprés, hinojo, cafeína… algunos productos serian:

También pueden ayudarnos complementos naturales que ejercen una acción positiva sobre la circulación sanguínea y linfática, favoreciendo el drenaje de forma natural y facilitando la eliminación de toxinas como: